domingo, 22 de junio de 2008

Perdida.

A veces no sé por qué le creo.
Pero lo hago, incluso cuando sé que miente.
Es que él no sabe todo lo que yo lo pienso, todo lo que me hace falta. No sabe que está en cada cosa que hago, en cada cosa que digo y en cada cosa que pienso. No sabe que está en cada lugar al que voy, en cada colectivo que tomo, en cada mensaje de texto que recibo, en cada ropa que compro, en cada prueba que hago, en cada partido que miro, en cada sueño mío.
Parece obsesivo pero no.
Y por más que él sea una de las pocas cosas que me importan, todavía no puedo definir qué siento.
Me gusta pero no sé que más. No sé tampoco que es lo que le pasa a él y no quiero ilusionarme. Porque sé que quiere algo pero no sé que es.
Y para pasajero, prefiero quedarme sola.

1 comentario:

coc? dijo...

besoo.. que estes bienn!!!


CoCò